Tercer Eje

Protección a la niñez vulnerada   Protección a la niñez vulnerada

Para dar efectiva protección y restitución de derechos a los niños, niñas y adolescentes que han sido vulnerados.

38. Dar urgencia a la creación del Servicio de Protección Especializado (dependiente del Ministerio de Desarrollo Social), y continuar la tramitación del proyecto de ley que crea el Servicio Nacional de Reinserción Juvenil (dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos). Con el objeto de concretar en este gobierno la necesaria separación en dos nuevos servicios, se propone tramitar en forma urgente esos proyectos, avanzando de manera paralela con los otros proyectos relacionados a la niñez.

En proceso

39. Para estos servicios se propone que los nuevos directores sean seleccionados mediante un proceso meritocrático, transparente y abierto al país. Se propone como una alternativa, que el director sea elegido bajo el Sistema de Alta Dirección Pública con una duración que exceda el ciclo político y que no pueda estar en las excepciones que puede nombrar el Presidente de la República. Se propone esta alternativa, pero se deja abierto a que se evalúe si se encuentra una alternativa mejor que cumpla con el objetivo planteado.

En proceso

40. La redefinición de los perfiles de los trabajadores de los nuevos servicios de acuerdo a las labores y responsabilidades que les correspondan, y el establecimiento de concursos para asegurar que todos los trabajadores cumplan con el nuevo perfil.

En proceso

41. Expandir sustancialmente el programa de representación jurídica especializada para niños, niñas y adolescentes; el cual ya se encuentra implementando el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, de modo de mejorarlo para que los niños, niñas y adolescentes cuenten con abogados y, además, para agilizar la tramitación de causas judiciales y especializar su defensa. De este modo se garantizará la asistencia jurídica durante este gobierno para todos los niños y niñas bajo cuidado residencial.

En proceso

42. Se propone una mesa de trabajo permanente con el Poder Judicial para definir mejoras en el diagnóstico, derivación y seguimiento a niños y niñas y sus causas, y la supervisión a los programas a los que derivan. Dentro de los objetivos de esta mesa debiera estar el regular el uso del artículo 80bis de la Ley de Tribunales de Familia, estableciendo criterios claros para la derivación por este medio para evitar la sobrecarga que su uso introduce al sistema.

En proceso

43. Se propone crear en la academia judicial un área de formación especializada en materia de familia.

En proceso

44. Rediseñar los programas ambulatorios de Sename, generando iniciativas integrales con el objetivo de evitar la sobreintervención, priorizando y adecuando los programas a las necesidades del niño, niña o adolescente y que incluyan a las familias dentro de las intervenciones. Para esto durante el 2018 se realizará una evaluación con UNICEF de la oferta de programas ambulatorios que existen actualmente en el Sename y a partir del 2019 se comenzarán a implementar nuevos modelos de programas.

En proceso

45. El nuevo diseño de los programas deberá considerar la demanda real y proyectar las necesidades futuras para así eliminar las listas de espera que actualmente existen y considerar una evaluación periódica para que la oferta programática responda a las necesidades de la población.

En proceso

46. Potenciar, aumentar cobertura y recursos para que el modelo de familias de acogida externa sea una opción prevalente en el sistema de cuidado alternativo, que permita ir disminuyendo gradualmente la cantidad de niños, niñas y adolescentes que viven en residencias. Este programa deberá evaluar, apoyar y acompañar al niño o niña, la familia de origen y la familia de acogida, velando porque el niño pueda egresar lo antes posible a una solución definitiva respecto de su derecho a vivir en familia.

En proceso

47. Realizar un plan de difusión para aumentar familias de acogida externa y separar el programa de Familia de Acogida externa de los programas de familias de acogida extensa, en que se entrega apoyo a los familiares de los niños y niñas para que puedan mantenerlos bajo su cuidado.

Pendiente

48. Mejorar la evaluación, capacitación y supervisión a familias de acogida, a fin de que cumplan con el principal objetivo que debieran tener: la reparación de los derechos vulnerados de los niños y niñas.

En proceso

49. En cuanto a la subvención que se les entrega a las familias de acogida externas se propone ampliar el ancho de banda de la subvención que pueden recibir, así como permitir a las familias la posibilidad de renunciar al pago que se les entrega por niño.

En proceso

50. Una vez consolidado el programa de familias de acogida externas, se propone crear una modalidad de familias de acogida de emergencia que estén disponibles para acoger al niño o niña el mismo día que ingresa al sistema para evitar que deba pasar por cuidado residencial.

Pendiente

51. Abrir la posibilidad, en casos excepcionales, a que las Familias de Acogida puedan adoptar.

En proceso

52. Avanzar hacia un sistema con residencias más pequeñas y familiares, con personal especializado, en donde la persona que esté a cargo del trato directo se transforme en un cuidador significativo y con mayor capacitación. Esto permitirá mejorar así el proceso reparatorio de los niños y niñas, y sus posibilidades de reinserción al sistema familiar.

En proceso

53. Se propone la separación de los niños y niñas bajo cuidado residencial adecuando la oferta para que existan residencias diferenciadas en tres tramos etarios, los que podrían ser 0 a 6, 7 a 12 y 13 a 18 años, en la medida que sea aconsejable dado las características del territorio y resguardando que en el caso de hermanos, dentro de lo posible, éstos puedan permanecer juntos.

En proceso

54. Crear una mesa de trabajo con metodología de alto nivel, cuyos resultados estén el segundo semestre del año 2019, para realizar una definición de dimensiones y estándares necesarios para las distintas alternativas de intervención residencial para luego implementar de manera gradual dichos estándares.

En proceso

55. Se propone poner urgencia al proyecto de ley que modifica la Ley de Subvenciones.

Terminado

56. Algunas de las mejoras que se propone en el corto plazo:

En proceso

57. Adecuar periódicamente la oferta programática del Servicio, estudiando la demanda existente y las características de la población atendida.

En proceso

58. Adecuar el sistema de financiamiento y licitaciones a las necesidades de los programas para cumplir con los estándares de calidad necesarios para brindar una efectiva reparación y restitución de derechos a los niños y niñas. Para esto se propone mejorar el sistema de licitaciones de modo de favorecer la estabilidad y continuidad de los procesos de intervención de los niños y sus familias. Se revisará el proceso completo a fin de mejorar diversos aspectos.

En proceso

59. Se propone cambiar la estructura de pago de la subvención a residencias, aumentando el componente fijo al 50% e incentivando la adecuación de la oferta a las necesidades de los niños y niñas. Asimismo, se propone redefinir los factores multiplicadores para todos los programas, de modo que contribuyan a una mayor especialización, adecuación territorial y transparencia del sistema.

En proceso

60. Aumentar el financiamiento comprometiéndose a financiar en su totalidad los estándares mínimos que se definan en la mesa de trabajo, en un plazo de 5 años.

En proceso

61. Se estudiará la posibilidad de que el Estado pueda proveer la infraestructura para programas residenciales, a fin de que el organismo colaborador sólo administre los mismos, permitiendo la entrada de nuevos actores al sistema.

En proceso

62. Se incluirá en la oferta del nuevo Servicio de Protección a los niños y niñas con actividades delictuales que por edad son inimputables, con programas especializados acorde a sus necesidades.

En proceso

63. Se debe revisar la legislación sobre adopción con el propósito de adecuar su estructura y objetivos en torno al interés superior del niño y la restitución de su derecho a vivir en familia, simplificando los procedimientos de modo de reducir los tiempos y definiendo las formas de adopción en la forma como lo resuelva el Congreso Nacional.

En proceso

64. Establecer protocolo de máxima urgencia de informe de redes (o certificado de hijo) que entrega el Servicio de Registro Civil e Identificación y acotar los plazos para los procesos de notificación.

En proceso

65. Regular adecuadamente la adopción internacional y permitir que Chile sea un país receptor de adopciones.

En proceso

66. Solucionar la necesidad de cobertura para adultos con discapacidad que actualmente se encuentran en residencias del Sename y traspasar su dependencia al Servicio Nacional de Discapacidad (Senadis).

En proceso

67. Se propone convocar a un grupo de trabajo que aborde la situación de los niños, niñas, adolescentes y adultos con discapacidad en situación de dependencia severa, instancia que deberá generar una propuesta integral para su protección y apoyo a la familia.

En proceso

68. Preparar de manera planificada y efectiva el egreso de los niños y niñas en sistema de cuidado alternativo con la familia y a la vida independiente.

En proceso

69. Promover autonomía progresiva dentro de las residencias, permitiendo a los niños y niñas realizar tareas domésticas, manejar dinero, movilizarse en transporte público, responsabilizarse por asistencia al colegio, etc.

En proceso

70. Crear un Plan de apoyo integral para niños, niñas y adolescentes egresados del sistema de protección.

En proceso

71. Se crearán procesos de formación continua para el personal del servicio y de los organismos colaboradores que se desempeñen en los programas de protección.

En proceso

72. El Estado debe asegurar la existencia de cuidado residencial suficiente en todas las regiones del país.

En proceso

73. Mayor preponderancia e injerencia de Direcciones Regionales en la ejecución, licitación y supervisión de programas.

En proceso

74. Sistema de información integrado y moderno que permita el seguimiento y monitoreo de caso de niños, niñas y adolescentes que ingresen a este servicio.

En proceso

75. Redefinición y separación de facultades supervisión y fiscalización. Para esto se incorporarán mecanismos adecuados para fiscalizar a los organismos colaboradores y los programas de administración directa del Servicio de Protección Especializada, creando un área o departamento que cuente con recursos humanos y financieros que permita cumplir con dicha función. Además, se establecerán sanciones para quienes no tomen las medidas adecuadas frente a situaciones de abuso.

En proceso

76. Mejorar sistema de acreditación de los Organismos Colaboradores con el fin de asegurar el cumplimiento de los estándares de manera incremental y establecer un modelo de evaluación continua.

En proceso

77. Asegurar que exista conexión fluida entre los dos nuevos servicios para la correcta atención de los niños, niñas y adolescentes, tanto en términos de programas como de sistemas de información que permitan el seguimiento y monitoreo de jóvenes.

En proceso

78. Mejorar planes de desinternación de niños y niñas, especialmente aquellos más pequeños. Para esto se tomarán en cuenta los aprendizajes de la experiencia piloto de desinternación que realizó el gobierno en la región de Valparaíso.

En proceso

79. Mejorar la comprensión de qué necesidades tienen las familias cuyos niños y niñas entran a la red de Sename para crear una oferta programática adecuada que permita avanzar hacia la reunificación familiar.

En proceso

80. Priorización en la oferta de protección social para que puedan acceder a programas tales como Seguridades y Oportunidades o programas de vivienda.

En proceso

81. Prohibir en el sistema residencial castigos que tengan relación con suspensión de visitas familiares o salidas con las familias.

Terminado

82. Revisión y rediseño de programas ambulatorios y residenciales, simplificando los modelos de intervención y tipos de programas.

En proceso

83. Solucionar de manera urgente irregularidades en el servicio:

En proceso

84. Flexibilizar tiempos de evaluaciones, visitas domiciliarias, visitas a residencias, intervenciones, etc. a los horarios de las familias, de modo de incentivar su participación sin alterar procesos que impidan a los padres mejorar en el cuidado de sus hijos o hijas.

En proceso

85. Mejorar herramientas y protocolos de diagnóstico para diferenciar realmente perfiles de los niños y niñas, y evitar ingresos injustificados al sistema. Definir también de mejor manera los perfiles de ingreso a los programas.

En proceso

86. Abrir las posibilidades en los CREAD para participación de la sociedad civil que busca aportar en tareas difíciles. Levantar la oferta de ONG y Universidades para apoyar a los funcionarios y directivos.

En proceso

87. Avanzar durante este gobierno hacia la cobertura nacional del Sistema Intersectorial de Salud Integral, con énfasis en salud mental, para niños, niñas y adolescentes con vulneración de derechos y/o sujetos a la ley de Responsabilidad Penal Adolescente.

En proceso

88. Con respecto a la oferta de Atención Cerrada de Salud Mental para población infanto-adolescente. Implementar en los 29 Servicios de Salud la oferta de hospitalización de cuidados intensivos en psiquiatría (UHCIP). Durante este período de gobierno se implementarán 6 nuevas UCRI (unidades de cuidado y rehabilitación intensiva) de acuerdo al modelo de gestión (una en cada macrozona).

En proceso

89. Durante este periodo de gobierno, generar oferta especializada para niños y niñas con necesidades múltiples y complejas, incluyendo aquellos con consumo problemático, alta complejidad en su abordaje y conductas delictuales antes de los 14 años de edad, procurando un abordaje o intervención multi e interdisciplinario en todos los casos.

En proceso

90. Implementación de modelo integrado de salud mental territorial, en base a pilotos presentados a la mesa (UC-Áncora, Dr. Dueñas, Magallanes, etc.).

En proceso

91. Atender preferentemente a los niños, niñas y adolescentes bajo cuidado residencial que se encuentran en lista de espera de salud mental y rehabilitación de drogas.

En proceso

92. Se realizarán las gestiones administrativas y legales necesarias para que los niños, niñas y adolescentes en situación de calle sean incluidos en el Registro Social de Hogares del Ministerio de Desarrollo Social. Para así poder contar con datos oficiales de magnitud y caracterización de los niños, niñas y adolescentes que se encuentran en situación de calle.

En proceso

93. La Política Nacional de Calle tendrá como uno de sus objetivos que Chile sea un país sin niños, niñas y adolescentes en situación de calle.

En proceso

94. Constituir una mesa de trabajo que acompañe la implementación del Acuerdo Nacional con representantes de los servicios y Ministerios involucrados y algunos integrantes de la mesa, que deba reportar anualmente sobre los avances en las medidas propuestas.

Terminado